Fallece Maruja Carrasco

Maruja-Carrasco_Peniche_Cabo_Carvoeiro_N_POR_20140506 (3)

Maruja Carrasco en Cabo Carboeiro (Portugal), durante la campaña de recolección conjunta de la AHIM celebrada en mayo de 2014. Foto: Jolube.

Ana Rosa Burgaz / Ana Crespo / Mauricio Velayos

María Andrea, Maruja, Carrasco de Salazar ha muerto en Madrid el 1 de agosto de 2018, después de unos años de jubilada como profesora titular de la Universidad Complutense de Madrid. Carrasco era una botánica de bota, como gustan llamarse los botánicos sistemáticos, y ella de bota muy desgastada; era una investigadora en el campo de la taxonomía de plantas y también una especialista de primer orden en conservar, mantener y actualizar colecciones científicas, una tarea no muy conocida para la opinión pública (quizá algunos sí reconozcan mejor el término curator, de la terminología internacional). Sin esos profesionales, muy respetados en las instituciones científicas internacionales, mal podría hablarse de los estudios de biodiversidad en cualquiera de sus perspectivas actuales.

Maruja tuvo una carrera extraordinaria en la Botánica y la universidad españolas, una de más de 35 años. Se licenció a finales de los sesenta, una época en la que, por el retraso que había en la España de la dictadura, pocos científicos y académicos viajaban para ampliar perspectivas laborales. Entonces se popularizó en el gremio la expresión “hay que salir”. Ella sí salió. Recién licenciada se mudó a Chicago con el físico José María López Sancho, su marido y mejor amigo desde entonces y hasta ayer mismo. Trabajó en dependencia de la Universidad de Chicago como técnica en un laboratorio biológico. Esa experiencia, no relacionada con su posterior actividad, debió contribuir mucho a su formación intelectual y a su amplia visión del mundo. No pudo ser de otra manera porque mucho de lo que allí veía no podía encontrarlo en su entorno en la universidad española de entonces. Y ella, dotada de una gran inteligencia, aprovechaba cada oportunidad para aprender.

Desde 1971 trabajó en Botánica en la Universidad Complutense, donde se doctoraría poco después [con una tesis sobre la «Contribución a la obra taxonómica de Carlos Pau»]. Desarrolló tres facetas: profesora, investigadora y curator del herbario [MACB]. Esas tres vertientes la convirtieron en una figura de fuerte influencia en el entorno académico en la Facultad de Biología de la Universidad Complutense y en general en la Botánica española; pero más allá de nuestras fronteras también fue muy respetada y querida en el ámbito de los naturalistas mediterráneos. Incluso jubilada, continuó manteniendo una notable actividad en este contexto.

Todavía veinteañera era ya influyente en las épocas en las que en la universidad española había que dar la batalla por los valores democráticos y cívicos; entonces su personalidad y su simpatía arrastraban a hacer “una sentada” a colegas de corbata y terno, que sin ella de por medio jamás se hubieran expuesto a recibir porrazos o acabar visitando a la dirección general de seguridad.

Sin esos profesionales, muy respetados en las instituciones científicas internacionales, mal podría hablarse de los estudios de biodiversidad en cualquiera de sus perspectivas actuales

Su impacto como compañera de todos perduró en el tiempo de su vida activa. Cada vez que ella quiso ser candidata para representar intereses profesionales en el ámbito universitario, fue elegida; su sentido de la justicia y su honradez iban paralelos a su atractivo personal, su generosidad y su sentido de la lealtad colectiva.

Su influencia se extendió a los conservadores de herbarios nacionales y de las asociaciones internacionales de colecciones científicas; en ellas colaboró decisivamente para insertar el Herbario MACB (siglas internacionales de referencia) de la facultad de Biología de la Complutense. Puede decirse que ella fue artífice fundamental en el desarrollo de esa notable colección científica de plantas. Cuando en 1981 se hace cargo del MACB este consta de apenas 3000 ejemplares. En 2004 cuando se jubiló, el herbario había crecido hasta más de 100.000 especímenes. Publicó además más de 100 artículos científicos especialmente sobre flora ibérica.

Muchos de estos artículos, incluida su tesis doctoral, versaban sobre nomenclatura y tipificación de especies en diferentes colecciones, españolas o extrajeras, públicas o privadas; le fueron encomendado a ella el estudio y conservación de los herbarios antiguos más relevantes, propiedad de órdenes religiosas. Ella los trabajó y publicó información destacable sobre su contenido. Este trabajo de investigación sobre las colecciones botánicas clásicas era de lo más querido para Maruja y posiblemente es en el que ella alcanzó mayor prominencia como profesional. Esa investigación consiste en ordenar la taxonomía y nomenclatura como exigen los códigos internacionales; lo que requiere estudiar varios cientos de pliegos con muestras y etiquetas a veces ilegibles; comparando muestras y etiquetas de cualquier colección científica donde pueda producirse un equívoco de autoría de fecha o de contexto conceptual; se requiere mucha preparación para resolver con éxito problemas difíciles. Maruja Carrasco lo podía hacer por dominar los códigos y las técnicas y por su enorme erudición en el conocimiento de plantas de visu.

El objetivo de este tipo de estudios sobre las colecciones, muy complejo y para el cual se están agotando los especialistas, hace posible trabajar en biodiversidad. Porque se dispone de ese trabajo como infraestructura, todos, biólogos evolutivos, filogenetistas y ecólogos, ambientalistas y jardineros, pueden llamar a las especies correctamente y todos están seguros de llamar igual al mismo concepto. De estas investigaciones se han beneficiado muchos herbarios y muchos investigadores de todo el mundo.

No se puede hablar de Maruja Carrasco sin destacar su faceta de profesora; tuvo muchos tesinandos y varios doctorandos que han mantenido relación muy estrecha con ella hasta el último día. Es muy excepcional que alumnos suyos de varias promociones de biológicas, algunos botánicos, otros profesores de secundaria y bachillerato, cuando ella se jubiló constituyeran una suerte de agrupamiento llamado “Deambula marujoidea” para organizar campañas botánicas anuales con ella, y así lo hicieron varias ediciones. Todos coinciden en recordarla como una profesora solvente, didáctica y atractiva que comunicaba entusiasmo y placer por la Naturaleza.

Lo mínimo que pueden decir quienes la conocieron es que era una amiga excepcional. Una persona magnética, entrañable y querida, el clavo del abanico para varios círculos. En sus emociones siempre estará presente. Mientras ellos no se integren también en la siguiente etapa del ciclo del carbono.

 

Ana Crespo, Ana Rosa Burgaz y Mauricio Velayo son biólogos.

Anuncios

agosto 6, 2018 at 4:47 pm Deja un comentario

Proyecto para localizar y digitalizar herbarios de asociaciones o entidades privadas

icedig-logo-200pxEl Real Jardín Botánico de Madrid colabora en el proyecto europeo de ciencia ciudadana ICEDIG

  • El objetivo es localizar asociaciones amateur o entidades privadas que custodien colecciones de historia natural y facilitar su digitalización y difusión

El proyecto europeo ICEDIG (Innovation and consolidation for large scale digitisation of natural heritage) surge para digitalizar colecciones de ciencias naturales y proporcionar acceso a datos de colecciones. Para ello se se intentan localizar asociaciones de tipo amateur o entidades privadas que custodien colecciones de historia natural (botánica, entomología, invertebrado, fósiles, minerales…).

Se trata de un proyecto en el que colabora el Real Jardín Botánico (RJB-CSIC) de Madrid a través de su Herbario. El propósito es identificar el volumen y nivel de digitalización de esas colecciones que aún permanecen en el anonimato, así como los recursos/ayuda que necesitarían para la digitalización y difusión de dichas colecciones.

De este modo, cualquier asociación amateur o entidad privada con colecciones de historia natural interesada en participar en este proyecto, puede enviar un correo electrónico a herbario@rjb.csic.es, incluyendo nombre y dirección de contacto de tu asociación o entidad. La intención es distribuir un cuestionario entre las entidades interesadas, para recabar la información requerida por el proyecto.

julio 23, 2018 at 3:50 pm Deja un comentario

Nuevos usos para colecciones antiguas de herbarios

bsa-logo[1]Herbarium specimens as exaptations: New uses for old collections

  1. J. Mason Heberling2–4 and
  2. Bonnie L. Isaac2

Am. J. Bot. julio de 2017 vol. 104, nº 7 963-965

Los herbarios contienen unos 480 millones de ejemplares en todo el mundo, acumulados gracias al esfuerzo de miles de botánicos durante más de cuatro siglos . Estas instituciones se establecieron principalmente para servir como:

  • (1) un recurso central para estudios taxonómicos y florísticos, incluyendo el descubrimiento y descripción de especies;
  • (2) un archivo integral para documentar la biodiversidad con fines medicinales, económicos o científicos;
  • (3) un medio para verificar la identificación de las especies; y
  • (4) un repositorio accesible para depositar formalmente comprobantes para asegurar que la investigación botánica sea verificable y repetible.

Estas funciones convencionales de los herbarios siguen siendo esenciales para la investigación botánica ya que nuevas especies siguen siendo descritas, son continuas las revisiones sistemáticas, la nomenclatura se actualiza habitualmente y la documentación y el estudio de la biodiversidad son cada vez más importantes al entrar en una era antropogénica de extinción masiva.

Sin embargo, la investigación emergente también utiliza especímenes de maneras no tradicionales, imprevistas . Esta tendencia no eclipsa ni invalida usos pasados. Más bien, la utilidad de los herbarios se está expandiendo para incluir funciones que los fundadores y coleccionistas originales nunca imaginaron. Pero la explotación de especímenes para estas funciones imprevistas introduce la necesidad de nuevas consideraciones metodológicas. Para avanzar la ciencia basada en las colecciones en esta nueva era, introducimos la analogía de especímenes de herbario como “exaptaciones”, es decir, el uso actual de las colecciones va mucho más allá de sus usos originalmente previstos.

agosto 23, 2017 at 8:09 am Deja un comentario

La aduana australiana destruye pliegos de herbario de valor incalculable

Traducción del artículo publicado en Science, por Erik Stokstad, 11-V-2017.

Los botánicos temen la desaceleración de la investigación después de la destrucción de especímenes de valor incalculable en la frontera de Australia

Esta semana, funcionarios de aduanas australianos incineraron 105 especímenes de plantas únicos. La noticia ha sorprendido y preocupa a botánicos de todo el mundo por los posibles impactos para la investigación de los intercambios internacionales.

cover-r4x3w1000-59143b8f0cc6c-bellis-stipitata

Tipo de Lagenophora stipitata recolectado por La Billardière en 1792 destruido por los servicios aduaneros australianos. Imagen digital del herbario P (MNHN-herbier national, París)

“Algunos herbarios han cortado el envío de muestras a Australia hasta que se les asegure que sus paquetes no sufrirán un destino similar. En otros están buscando maneras de asegurar el paso seguro de los pliegos de herbario, muchos de ellos especímenes de valor incalculable. “Es probable que este problema ralentice los préstamos internacionales entre herbarios”, dice Austin Mast, presidente de la Sociedad de Conservadores de Herbario y director del herbario en la Florida State University en Tallahassee. “Sin el intercambio libre de especímenes, se ralentizará la investigación en la diversidad de plantas”.

Como resultado de la destrucción en las aduanas, los conservadores de herbarios de Nueva Zelanda han dejado en suspenso el envío de muestras a Australia. Lo mismo ocurre con el Jardín Botánico de Nueva York (EE.UU.), que conserva la segunda mayor colección de pliegos de plantas del mundo. “Nosotros, y muchos otros herbarios, no enviaremos especímenes a Australia hasta que estemos seguros de que esta situación no se repetirá”, dice la directora del herbario, Barbara Thiers.
(más…)

mayo 17, 2017 at 5:16 pm 2 comentarios

Utilidad de los herbarios en conservación

Los herbarios son colecciones de plantas que constituyen registros permanentes y, a menudo, bien documentados de la distribución de los taxones de flora en el espacio y el tiempo. Desde su creación, los usos se han multiplicado de manera espectacular, muchos de ellos nuevos y para los que los herbarios no estaban destinados inicialmente. En este trabajo evaluamos el potencial de estas colecciones en biología de la conservación, proporcionando ejemplos de estudios que usan especímenes de herbario, agrupados en cuatro categorías: (1) basados en datos de ocurrencia, tales como estudios sobre la extinción o introducción de plantas o centrados en el modelado su nicho ecológico; (2) basados en los propios especímenes, tales como estudios morfológicos o fenológicos para evaluar el impacto del cambio climático; (3) basados en datos genéticos, tales como estudios filogeográficos o taxonómicos; y (4), otros estudios aplicados.

mayo 16, 2017 at 3:04 pm Deja un comentario

Artículo sobre los pliegos de las plantas amenazadas en Cataluña depositados en los herbarios

En este documenPK-logoto aportan los datos de los pliegos de las plantas vasculares catalanas  incluidos en listados de plantas amenazadas, conservados en cinco herbarios públicos del citado ámbito (BC, BCN, HGI, HBIL y MTTE). Cataluña es una región administrativa de España que incluye gran diversidad de plantas autóctonas y 199 taxones con categorías amenazadas por la UICN (EX, EW, RE, CR, EN y VU). Este conjunto de datos incluye 1.618 registros recopilados desde el siglo XVII hasta nuestros días. Para cada especimen se registran el nombre de la especie, la localidad, la fecha de recolección, el colector, la ecología y la etiqueta de revisión. Más del 94% de los taxones están representados en los herbarios, lo que evidencia el papel de las colecciones botánicas como una fuente esencial de datos de ocurrencia.

(más…)

abril 3, 2017 at 8:50 am Deja un comentario

Artículo sobre los herbarios particulares de Italia

índiceLos herbarios particulares pueden ser una fuente muy rica de información sobre la flora vascular pues generalmente se centran en territorios concretos donde se hacen prospecciones minuciosas. Estos herbarios generalmente suelen estar fuera de los ámbitos institucionales y de las grandes bases de datos nacionales, motivo por el cual debería dedicárseles atención pues pueden contribuir a rellenar huecos y a aportar información corológica y taxonómica de gran interés.

(más…)

abril 1, 2017 at 8:03 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


Logo AHIM
octubre 2018
L M X J V S D
« Ago    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031